Muro – Calle
Óleo y carboncillo sobre tela
80 x 100 cm

Muro – Recreo
Óleo y carboncillo sobre tela
80 x 100 cm

Muro atravezado
Óleo y carboncillo sobre tela
120 x 150 cm

Muro – Columpios
Óleo y carboncillo sobre tela
80 x 80 cm

La pintura de Eugenia Benabib no es teatro de la vida ni espejo del mundo. Su trabajo no se nutre de una tradición pictórica que intenta continuar o desdecir, la tradición que 10 signa es la de una mirada artística donde el acto de crear es el espejo en que se contempla a sí misma. Es un espejo infiel donde los objetos han roto sus semejanzas con la realidad del mundo; y la creación apenas queda al instante, que ‘testimonia la rebeldía abatida de los objetos que se resisten a formar parte de una gramática capaz de disolverlos. Es en ese entrecruzamiento, que el objeto reconocible y la pintura que lo transforma, donde el encuentro de la virtud fundamental de este trabajo, que se quiere figurativo pero que sea liberado del teatro de la vida. Del anclaje en el espacio y de la cotidianidad redundante que jerarquiza los objetos “útiles”.

Curriculum Vitae Eugenia Benabib